¿Qué tipo de magia usar en los rituales DIY?

Muchas personas sienten curiosidad por los rituales DIY (Hágalo usted mismo); la mayoría de ellos se interesa por los rituales de amor y prosperidad. Sin embargo, hay algunas cosas que debe tener en mente antes de intentar realizar este tipo de rituales. La vidente Alicia Collado brinda algunos consejos de suma importancia:

  • Haga solo rituales de magia blanca, roja o energética: si tienes un poco más de experiencia, puedes probar cierto tipo de magia roja (que invoca el amor sin doblegar la voluntad del otro). Por obvias razones, debe mantenerse alejado de la magia negra. Las razones no son solo espirituales y kármicas, sino también prácticas. 
  • Evite a toda costa los rituales que invocan entidades que tienen identidades ambiguas: por ejemplo, todos aquellos que pueden invocarse tanto con fines buenos como con fines menos misericordiosos, como el de doblegar la voluntad de otra persona).
  • Use el sentido común: también debe evitar los rituales esotéricos que en teoría parecen simples e ‘inofensivos’ pero que en realidad, si lo piensas, se concluye que no pueden serlo: un ejemplo es el ritual de ‘amor’ con limón, a menudo considerado como un hechizo de magia roja, cuando en realidad es un simple ritual de magia negra. Reflexione por un momento: cuando se trata de insertar varios alfileres o clavos en un objeto, incluso en un simple limón, eso solo puede tratarse de un hechizo para doblegar la voluntad del otro (al menos en líneas generales) rituales de este tipo no deben ser practicados por aficionados a la magia.

Las razones por las que debes abstenerte de hacer magia DIY que no sea blanca, roja o energética (positiva) no solo son puramente éticas, sino también energéticas. Hay quienes hablan de ‘el golpe de retorno’ es decir, la devolución energética negativa cada vez que se practican ciertos rituales esotéricos que no pueden ser positivos. Por ejemplo: doblegar la voluntad de otra persona tiene un trasfondo puramente egoísta. La mayoría de las personas ni siquiera se preguntan si esa persona es la más adecuada para ellos o si la relación podría funcionar sin ayuda de la magia. Además, los rituales esotéricos que no son puramente «buenos» (que no afectan negativamente a nadie) requieren una técnica y un tipo de hechizo que conlleva riesgos.

Cada solicitud esotérica implica un intercambio entre su aura, su centro energético y eluniverso (energía universal). Como si hubiera un ‘costo’ de energía relacionado con el tipo de solicitud y el tipo de ‘cambios’ de energía necesarios para que esta solicitud se cumpla; esto no se puede calcular y varía de persona a persona, de situación en situación, pero debe existir absolutamente precisamente debido a la naturaleza del mundo esotérico.

Por otro lado, si se enfocamos exclusivamente en cambiar su vibración energética de negativa o neutra a positiva (lo que ocurre en la magia energética y, en cierto sentido, en la magia blanca), no hay ‘costo’ energético con consecuencias kármicas. El proceso puede ser lento porque su aura energética puede hundirse en un ‘gris’ total, y cambiar esa vibración requiere tiempo, dedicación y mucha confianza en sí mismo. Este tipo de ritual esotérico incluye rituales propiciatorios para tener amor en su vida, pero también prosperidad genérica (no codiciosa, claro está) y muchos otros beneficios.

El mecanismo de la magia; principios obligatorios

La efectividad de los rituales esotéricos depende de una serie de factores pero, en la base, se encuentra la comprensión del mecanismo de la magia. Tus creencias personales pueden ser las más variadas, desde el budismo hasta el cristianismo y el paganismo; pero los elementos fundamentales de la «magia» trascienden las religiones y las perspectivas espirituales personales; toda «práctica» esotérica o espiritual se basa en estos tres elementos.

  1. Intención: La meta y la razón de la práctica esotérica; debe quedar clara antes de cualquier práctica espiritual, desde el trance de los chamanes hasta el esoterismo comercial. Sin esta especificidad no hay práctica esotérica que funcione. En primer lugar, por tanto, necesita saber qué «quiere» y qué implicará en el futuro.
  2. Concentración: Disciplina mental y conductual necesaria para favorecer la realización de su intención. Por ejemplo, la meditación, diseñada para reforzar la concentración, acciones destinadas a ‘condensar’ la energía (como invocaciones, hechizos, dibujar un círculo o una estrella alrededor del área de trabajo) y eliminar las ‘distracciones’ o diversas influencias que podrían debilitar o restar energía a su intención. Por eso, durante el ritual esotérico, si determinadas acciones impiden la concentración en la intención, es mejor eliminarlas y simplificar el ritual.
  3. Energía: La energía es «todo», es eterna y está en todas partes, es el «tejido» del universo más allá de su percepción. Todos los rituales esotéricos, ‘canalizan’ esta energía y la usan como ‘combustible’ para la manifestación de su intención.

No hay comentarios. ¡Deja el primero!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.